Algarve

 

20150813_135421

Cerrando la península  por el sur portugués encontramos una zona de playas, de grutas con formas ilusionantes creadas por la erosión del mar, de estrechas calles empedradas y de la calidez típica de los vecinos portugueses.

Lo primero que voy a hacer es excusarme, pues las expectativas que tenía sobre el Algarve eran demasiado altas para lo que luego nos encontramos. Bien es cierto que la ciudad de Lagos resultó ser maravillosa, con un muy buen ambiente nocturno y de playas preciosas. Sin embargo, el resto de pueblos cercanos no nos impresionaron demasiado. Los paisajes eran bellos pero no son gran cosa comparados con los del norte de España; y los pueblos, aunque es verdad que tienen un aura especial, nada tienen que envidiar a los que encontramos, por ejemplo, en la zona de Almería. Esto no quiere decir que no merezca la pena ir, pero para mí, habiéndolo visto una vez en la vida no es necesario regresar. Adoro Lisboa y ya la he visitado unas 5 veces (y las que quedan), pero el Algarve me ha decepcionado un poco.

Con todo y con eso, os voy a contar los mejores planes y lugares que visitar si viajáis al Algarve portugués. Debo decir que durante el viaje lo pasamos fenomenal, porque lo importante no es tanto adonde vayas sino con quién. Alquilamos un apartahotel durante 8 días en Lagos (éramos 5 amigos y un bebé) y nos movíamos en coche de un pueblo a otro.

Viajar en coche hasta el Algarve (desde Madrid) es bastante cansado pero las alternativas para ir a esa zona tampoco son buenas. Si vas en avión hasta Faro aún te distan 63 km hasta Lagos y si lo haces en tren, más de lo mismo. Además de pesadas, estas opciones son más caras que viajar en un coche compartido.

1- Lagos

Entre Faro y Sagres encontramos este precioso lugar. Con su casco historico amurallado y sus callejuelas empedradas, esta pequeña ciudad se convierte en punto neurálgico para todos los turistas. No debéis dejar escapar la oportunidad de pasear por la noche, pues la muralla se ilumina y refleja sus luces sobre el mar y la Punta de la Piedad.

Por la mañana podeis disfrutar de un frío baño en aguas atlánticas, en medio de un enclave mágico en la Praia Dona Ana. Es una playa de piedras encuadrada por las rocas y las cuevas naturales.

Si no queréis repetir playa, os aconsejó también la Praia Don Camilo y Da Luz (esta última a 1’5 km de Lagos, aproximadamente).

Os ofrecerán cientos de actividades para hacer en el Algarve, pero hay una que debéis hacer obligatoriamente antes de iros: dar un paseo en barca por las grutas. El ar ha ido erosionando las rocas con formas increíbles, como las de un elefante o un pequeño oso. El viaje cuesta 10 euros por persona, incluyendo las explicaciones en “portunglish”, una mezcla de portugués e inglés difícil de descifrar hasta para los oídos más finos.

20150812_173215 20150812_172127 20150813_124519 20150813_135421

2- Faro

A una hora de camino de Lagos se encuentra Faro, no tan turística como esta pero muy bonita. Es aquí realmente donde podemos apreciar la vida diaria de sus habitantes, marineros con sus pequeñas embarcaciones, amas de casa haciendo la compra en un mercado callejero y familias disfrutando del buen tiempo. De iglesias blancas y envolventes, calles interiores por las que te pierdes, el zoo aquarium, la catedral y la estatua de Alfonso III (rey de Portugal) ataviado con su corona son lo más importante de Faro.

IMG_20150816_104459 IMG_20150816_115008

IMG_20150816_110309 IMG_20150816_110605

3- Sagres y Cabo de San Vicente

Justo en la punta suroeste, allá donde termina la península se encuentra el Cabo de San Vicente. Desde él observamos la inmensidad del mar, lo que nos aporta tranquilidad y paz. Os recomiendo visitarlo por la tarde- noche y disfrutar de cómo se pone el sol desde el cabo. Suele hacer bastante frío y viento por lo que sed precavidos y echad una chaqueta al maletero.

Sagres quizás os suene de algo. Es el pueblo que da nombre a la cerveza más bebida en Portugal. Se trata de un lugar buenísimo para los amantes del surf, si no es tu caso siempre puedes visitar el faro y pasear. Lo que tampoco debéis obviar es la fortaleza (3 euros la entrada, 1´5 euros si tienes carnet de estudiante), desde donde tendréis unas vistas espectaculares.

fortalezafortaleza3

4- Albufeira

¿Habéis estado en la Costa Blanca y disfrutado de tener cientos de sombrillas a vuestro camino hacia la orilla del mar? Eso es Albufeira. Es un turismo de playa, de souvenir, de sol y chiringuito. Lo más curioso son las escaleras mecánicas por las que accedes directamente a la playa. Si te encuentras en la parte alta de la ciudad o en el mirador puedes tomarlas para bajar sin ningún esfuerzo.

Si ya vais cargados con toallas,, flotadores, sombrilla, cubos y palas elegid una de estas tres playas: Santa Eulalia, María Luisa y Da Falesia.

Según tengo entendido, el restaurante Antonio (muy cerca del hotel Sheraton) es una opción perfecta para ir a reponer fuerzas, pero no comí en Albufeira, así que no os lo puedo confirmar. Si tenéis tiempo podéis pasaros también por el pueblo de Portimao.

5- Silves

Otro encanto del Algarve. A pocos kilómetros de Lagos se encuentra este pequeño pueblo que envuelve con su magia. Hasta el 16 de agosto están en fiestas, así que fue una delicia poder vivirlas.

Su catedral y castillo de piedra vigilan desde las alturas al resto de las callejuelas de Silves. Son, además, los primeros en engalanarse para disfrutar de la fiesta medieval que se celebra. Una fiesta en la que participan todos los vecinos, que cantan y bailan propios a la época y en la que podemos degustar vinos en vasos de barro o comprar alguna joya de plata en sus puestecillos.

Si tenéis tiempo y no os importa pagar un poquito de más, podéis tomaros algo “más moderno” en el Café Inglés, que se encuentra a los pies del castillo, junto a la catedral y la iglesia de la Misericordia.

IMG_20150811_161044IMG_20150811_180322IMG_20150811_180635

* CONSEJOS

Antes os he comentado que  la opción más barata es viajar en coche hasta el Algarve. Si os decidís por hacerlo así, os aconsejo que miréis cómo funciona el sistema de pago de peajes, pues los turismos extranjeros no entran al país por la misma carretera que los portugueses. Nosotros estamos obligados a pagar unos peajes que se cargarán en tu tarjeta de crédito. Os explico.

Nosotros accedimos por Huelva, al llegar la carretera se divide en dos: habitante de Portuga y turistas. Al desviarte llegas a un peaje en el que se copian los datos de tu tarjeta, no se paga en efectivo, pues la finalidad es que te vayan escaneando la matrícula y cobrando tras pasar por distintos puntos. Mientras conduces te irás encontrando pequeños enclaves con cámara de seguridad que escanean tu matrícula y cobran directamente. El importe que supone pasar por cada enclave “del terror”, te aparece indicado en una señal azulada a la derecha de la carretera.

Gastronómicamente hablando, os recomiendo el restaurante-pub “Pimienta piri-piri” en Lagos. Un trato cercano, agradable y con tentempiés exquisitos.

Para platos más contundentes o para probar las típicas francesinhas a un precio asequible , hay que buscar el “S5enses”. La comida es buena sin exagerar, además son muy generosos con las guarniciones (dos por cada plato), por lo que no os quedaréis con hambre. Sin embargo, el trato es rancio y la segunda vez que fuimos a cenar no fueron capaces de juntar dos mesas para 5 adultos y un carrito de bebé cuando el restaurante estaba casi vacío a esas horas.

Si os animáis a compartir coche no sólo con amigos, os insto a que reduzcáis gastos ofreciendo vuestro viaje en Blablacar. Nosotros lo hicimos y fue una experiencia genial (este ingreso no lo reflejo dentro del coste del viaje).

* COSTE DEL VIAJE

El viaje al Algarve de 8 días en agosto nos ha costado 452 euros por persona, aproximadamente.

– Gasolina y peajes: 40 euros/p.p.

– Apartahotel (8 días): 1300 euros/6 personas (menos de 220 euros por persona)

– Desayunos, comidas y cenas: 100 euros/p.p.

– Tickets o entradas: 11,50 euros/p.p.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *